La empresa española Aena adjudicó a Diaz Cubero en 2017 las obras de mejora de los filtros de la T4 del aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Un aumento en el número de pasajeros del aeropuerto de Barajas

El objetivo de las obras en el aeropuerto fue la mejora y ampliación de los filtros de seguridad, debido a un aumento considerable en el número de pasajeros que transitaban la terminal.

En 2018 Diaz Cubero también fue adjudicataria por Aena de la mejora y ampliación de los filtros del aeropuerto de Sevilla; cuya terminal ha comenzado a sufrir el mismo problema que la T4 de Barajas, un aumento en el tránsito de pasajeros.

Diaz Cubero y el trabajo en los filtros

Al realizarse en una zona de gran afluencia, con la intención de afectar el menor número de servicios posibles, las obras se realizaron en cuatro fases. La primera de las fases fue el desmontaje de todo el mobiliario, seguido de la retirada del mismo de la zona, después se hizo acopio de los mismos, y por último; una vez finalizada la obra se procedió a su reposición.

Como parte del proyecto también se reubicaron las máquinas de rayos X, los detectores de metal, entre otro tipo de maquinaria. Del mismo modo, se repuso y reubicó toda la señalética horizontal y vertical.

Diaz Cubero ejecutó toda la nueva compartimentación interior, junto con todos los revestimientos de paredes; que se realizaron con placas HPL a través de trasdosado. También se construyo un nuevo cuarto de cacheo, un cuarto de seguridad y una mampara en los filtros para separar al personal de seguridad del resto de pasajeros.

Servicios afectados

Entre lo servicios que se vieron afectados en las obras de Diaz Cubero en el aeropuerto de Barajas, se encontraron las instalaciones de Iberia; que fueron demolidas para realizar la ampliación. También se vieron afectados otros servicios como la climatización, la señalización, la protección contra incendios y la iluminación del control de seguridad.