El Fuerte de Isla Verde, ubicado en Algeciras; es un Bien de Interés Cultural de la categoría Monumentos. Desde el año 2003 se llevan realizando diferentes proyectos para la recuperación del Fuerte; desde la conservación de la muralla en 2005, hasta la adecuación del Búnker.

El pasado año se redactó un nuevo proyecto para la ejecución de una segunda fase de intervención; y Diaz Cubero ha sido la empresa de construcción adjudicataria de los trabajos. Un proyecto encargado por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras. Éstos se centrarán en finalizar actuaciones que no se pudieron llevar a cabo en la primera fase, y en la erradicación de patologías que comprometen una buena conservación.

Estado de conservación del Fuerte de Isla Verde

El Fuerte de Isla Verde perdió su uso hace más de un siglo, y todos los trabajos que se realizaron en la primera fase sirvieron para poner en valor la construcción. Es por eso, que todas las zonas restauradas se encuentran en un estado de conservación mejor. Sin embargo zonas, como estructuras ocultas por intervenciones posteriores, el perímetro del fuerte y tramos de la actuación anterior; que deben ser consolidadas y estudiadas.

Una de las patologías encontradas con mayor frecuencia es el deterioro de la mampostería. Además también se encuentran humedades y corrosión de piezas metálicas en el hormigón armado.

Intervenciones que llevará a cabo Diaz Cubero

La constructora realizará diferentes intervenciones en el Fuerte de Isla Verde como la restauración de un blocao de hormigón que ha sido víctima de actos vandálicos y de otras patologías.

También se realizará la consolidación de la Muralla, que presenta vegetación, deterioro de los morteros, perdida de material constructivo y existencia de otros materiales inadecuados. Así se procederá a la eliminación de la vegetación, saneado de las fabricas de ladrillo y mampostería y reposición de elementos deteriorados.

Para la restitución del parapeto, primero se realizará la demolición de los muros que cierran la parcela. Una vez estudiada la coronación y tras eliminar el muro colocado sobre el parapeto, se irán saneando las fábricas. Este parapeto seguirá la línea de los restos hallados mientras sea posible; de lo contrario, se recurrirá a la planimetría original.

Diaz Cubero también realizará la restitución de la puerta original. En base a las fotografías conservadas se podrá hacer una intervención rigurosa que incluirá detalles decorativos como pináculos y molduras.

El plazo de ejecución de las obras será de ocho meses y el presupuesto alcanza los 975.364,18 €.